DESARROLLO DE PROYECTOS

Imagina esa película que llegó en aquel momento tan especial y te hizo sentir diferente. Imagina esa escena inolvidable, escucha a lo lejos aquellas palabras que convertiste en tuyas. Cierra los ojos y recuerda la sensación de parar el mundo sentado en la butaca del cine. Y la de llegar corriendo a casa para ver un capítulo de esa serie que te tiene capturado.

Existen miles y miles de películas. Están las que nos entretienen, las que nos divierten, las películas que nos aburren soberanamente, las que nos enseñan a despertar y las que sirven de nana para echar una siesta. Hay montones y montones de películas y luego están, las que te cambian la vida.

En Biopic, somos muy estrictos: sólo hacemos las que tienen magia