CINE Y TELEVISIÓN

Imagina esa película que llegó en aquel momento tan especial y te hizo sentir diferente. Imagina esa escena inolvidable, escucha a lo lejos aquellas palabras que convertiste en tuyas. Cierra los ojos y recuerda la sensación de parar el mundo sentado en la butaca del cine. Y la de llegar corriendo a casa para ver un capítulo de esa serie que te tiene capturado.

Existen miles y miles de películas. Están las que nos entretienen, las que nos divierten, las películas que nos aburren soberanamente, las que nos enseñan a despertar y las que sirven de nana para echar una siesta. Hay montones y montones de películas y luego están, las que te cambian la vida.

En Biopic, somos muy estrictos: sólo hacemos las que tienen magia

Como nuestra próxima película, El Último Kilómetro.

PUBLICIDAD

Y de repente, llega ese anuncio que no te quitas de la cabeza. Canturreas su música, repites su eslogan y alabas su ingenio. De repente, ves más allá de una marca y te identificas con la historia que hay detrás.

Y así, sin darte cuenta, te sorprendes esperando que lleguen los anuncios para ver si vuelven a ponerlo.

En Biopic, somos muy selectivos: sólo hacemos los que enganchan.

VIDEOCLIPS

1, 2, 3… Suena la música y ya no hay vuelta atrás. Baila, siente, déjate llevar… ¡Vive! Porque la vida es eso, un baile que dura lo que dura una canción. Elige la que cuente tu historia y baila, con los ojos cerrados o abiertos de par en par, con ritmo o sin gracia, pero con pasión. Porque cuando acabe tu videoclip nada habrá valido más la pena que haberlo disfrutado, tú y todos los que lo vean.

En Biopic, somos muy caprichosos: sólo hacemos los que poseen alma.